¿Qué ver en Palma en un día?

Es complicado proponer una ruta que nos permita visitar Palma en un día, ya que aunque Palma no tenga las dimensiones de otras grandes ciudades, ofrece una gran cantidad de lugares y sitios que podemos ver y visitar. Por ello vamos a ponerle todo nuestro empeño en hacer este artículo en el que proponemos un paseo por algunos de los lugares de mayor interés de Palma.

visitr palma

La ciudad de Palma fue fundada por el cónsul romano Quinto Cecilio Metelo en el año 123 antes de Cristo. Entonces Palma ocupaba un área en el barrio de la Catedral. Durante la dominación árabe, entre los siglos X y XII, la ciudad de Palma (Madina Mayurqa) sufrió un importante proceso de expansión llegando a ocupar una superficie que corresponde aproximadamente al actual centro histórico. De ambas épocas pocos vestigios quedan.

Con la conquista catalana de finales de 1229 se inicia la incorporación de Mallorca a la cultura cristiana, y Palma, conocida como Ciutat de Mallorca se urbaniza según los modelos medievales europeos. De hecho, los grandes monumentos de Palma, como la Seu, el palacio de la Almudaina, el castillo de Bellver o La Lonja son de esa época.  A finales del siglo XV el reino de Mallorca que formaba parte de la Corona de Aragón, se incorporó a la Corona Española formada por diferentes reinos.

Después de esta breve introducción histórica a Palma, empezamos nuestra visita a Palma.

 

La zona monumental de Palma

Empezamos nuestra visita en la plaza de Cort, que es el centro cívico por excelencia de Palma, el kilómetro 0 de la isla. Su nombre viene de la palabra “corts”, que eran las curias que se encontraban en esta plaza, las sedes administrativas y jurídicas de los magnates que acompañaron al rey Jaime I. Por decirlo de una forma más entendible, eran las oficinas de los señores feudales que controlaban la ciudad.

Actualmente encontramos aquí el ayuntamiento, en un edificio de estilo barrocomanierista del siglo 17 con una fachada monumental en la que intervinieron algunos de los mejores escultores de Mallorca. De su fachada destaca el rejoj den Figuera y el espectacular alero hecho en madera tallada. Justo enfrente del edificio es también destacable un bello ejemplo de olivo mallorquín, que se dice tiene más de 1000 años, y fue transportada a este emplazamiento en la década de los 80 desde una finca en Pollensa.

 

Al lado del ayuntamiento encontramos el Consell de Mallorca, actual órgano de gobierno de la isla. Su origen es la antigua diputación provincial, una institución estatal de principios del siglo XIX que hizo construir este palacio con una bella fachada neo-gótica. En el interior destaca la su escalera monumental.

visitar palma en un dia

Continuamos por la calle Palau Reial, que debe su nombre al palacio real de la Almudaina, que se encuentra al final de la misma.  Antes de llega a este edificio, veremos el monumento más famoso de Palma, y el más visitado, se trata de la Catedral de Palma. Su acceso es a través de la Casa de la Almoina, edificio de 1529 en el que se repartía limosna a los pobres de la ciudad.

La Catedral fue iniciada a principios del siglo XIV, ocupando el solar donde estaba la antigua mezquita mayor, que fue convertida en iglesia cristiana en el siglo XIII. El promotor de la Catedral gótica fue Jaume II de Mallorca, y las obras empezaron por el abside. La construcción se prolongó por su complejidad y alto coste económico hasta finales del siglo XVI cuando se hizo el portal mayor. De principios del siglo XX existe una importante intervención modernista obra del arquitecto catalán Antoni Gaudi.

 

El Palacio de la almudaina es una fortaleza de origen islámico que fue convertido en palacio real por el rey Jaume II a principios del siglo XIV. El edificio atravesó numerosas vicisitudes y al paso de los siglos se convirtió en Real Audiencia, palacio de virreyes y Capitanía General. Tras un largo proceso de restauración a partir de la década de 1960, actualmente está abierto en parte como museo, y sirve para algunos actos oficiales de la familia real española y se usa como residencia de los jefes de Estado que visitan Mallorca.

Continuamos por el lateral de la Catedral que da al mar, y paramos a observar el portal del Mirador, la portada gótica más monumental de Palma, y que corresponde a la época de esplendor del arte gótico en Mallorca. Al final de la calle, encontramos el Palacio Episcopal, residencia del obispo de Mallorca. Se trata de un edificio de gran superficie, y su parte más antigua data del siglo XIII. En el palacio se encuentra el Museo Diocesano, que actualmente está en proceso de remodelación.

 

Recorriendo el barrio antiguo de Palma

Desde el palacio Episcopal nos adentramos a recorrer el laberinto de callejuelas de la zona del barrio antiguo para descubrir patios medievales, edificios de mucho interés, rincones escondidos… Empezamos en al calle Sant Pere Nolasc, en el jardín del Palacio Episcopal, un remanso de paz, donde en el angulo norte-oriental se ven unos grandes sillares de piedra que corresponden a la antigua muralla romana de Palma.

Proseguimos echando un vistazo al buen número de casas señoriales de la Calle Morey, y proseguimos hasta la calle de la Portella, donde destaca el edificio de Ca La Cristiana, sede del Museo de Mallorca. Proseguimos hasta el final de la calle, siempre andando despacio, y observando bien, pues hay muchos detalles curiosos en las fachadas de los edificios. Al llegar al final de la calle destacar:

  • En la esquina de la calle Formiguera, el casal de Can Formiguera con un esplendido balcón sobre la calle y el escudo de armas de Ramón Burgues-Safortesa y Fuster, conde de Formiguera, personaje legendario de la historia de Mallorca, conocido con el nombre de “Comte Mal”.
  • La antigua posada de los Cartujos, fácil de identificar por la imagen de San Bruno en la hornacina de la portada.
  • El gran ediificio de Ca la torre, una mansión construida a principios del siglo XVII que es un perfecto ejemplo del gusto sobrio de la arquitectura señorial mallorquina.

Continuamos por la calle Can Serra, donde encontramos los baños árabes. Los baños árabes de Palma constituyen uno de los pocos restos arqueológicos de la época de dominación musulmana en Balears. Destaca una sala central rodeada de columnas que se dedicaba a los baños de vapor, y que formaban parte de una residencia particular. Se conservan un caldarium y un tepidarium.

 

Nuestra siguiente parada es el convento de Santa Clara. Se trata de uno de los conventos más antiguos de Palma, de monjas clarisas, y cuya fundación data de 1256. Aún hoy hay monjas, y es muy recomendable acudir a su torno para comprar dulces entre sus variada oferta de repostería.

barrio judio de palma

Barrio Judio de Palma

El barrio judío de Palma o Call, es uno de esos sitios de Palma que no mucha gente visita, bien por desconocimeinto bien porque apenas han quedado restos de esa e´poca, pero que bien merece la visita. El Call ocupa el cuadrante nordeste de la ciudad de Palma o, la parte del área comprendida entre la Plaza Santa Eulália y Porta d’es Camp. Los ejes del antiguo barrio judío los podemos encontrar en la calle de Sòl y la unión de la calle de Montisión (nombre de evidente raigambre judaica) y la calle del Seminari Vell.

Debido a la persecución de los judíos en Mallorca, pocos restos artísticos quedan para dar fe de su presencia. Su sinagoga, sin ir más lejos, fue sustituida por la actual Iglesia de Montesión, por otra parte, una de las joyas arquitectónicas de la ciudad. Tampoco quedan restos del muro que rodeaba el Call para segregar a sus habitantes del resto de la ciudad. Sin embargo, aún hoy, caminar por la judería fascina por lo intrincado del trazado de sus calles y la cantidad de curiosidades que asaltan al paseante. La más famosa es la denominada “calle del viento”, la cual, por su ubicación, trazado y estrechez provoca que siempre la recorra una corriente de aire más intensa que en el resto de calles.

Nuestro recorrido nos llevará por los dos sitios mencionados, para dirigirnos hacia la zona del barrio de la Calatrava, desde donde tomaremos dirección al mar para caminar por Dalt de Murada, parte de la antigua muralla renacentista de Palma. Podremos disfrutar de las vistas de la zona del barrio antiguo, de la bahía de Palma y de la parte monumental. Esta parte de la muralla sobre la que estamos, fue construida sobre terrenos ganados al mar. Podemos ver aún algunas garitas que tienen formas barrocas. En el lado del mar, vemos el parque del Mar, construido en 1978, en unos terrenos ganados al mar. Del parque destaca su gran lago que pretende preservar la imagen de la Catedral cuando se reflejaba sobre las aguas del mar.

visita palma

Barrio marinero de Palma

Al final del paseo de Dalt de Murada, veremos la zona del Hort del Rei, un jardín medieval situado extramuros de la Almudaina que subsistió hasta el siglo XIX cuando fue urbanizado. Allí, encontramos la avenida Antoni Maura, y que antaño coincidía con la desembocadura del torrente de Sa Riera que bajaba por la Rambla, calle Unión y Borne, y dividía Palma en la ciudad alta y la ciudad baja.

Es en esa parte de la ciudad baja, en los barrios de Sant Pere y Santa Creu, hacia donde nos dirigimos. El edificio más importante de esta zona es la Lonja, el antiguo colegio de mercaderías, que era una de las instituciones más importantes del antiguo reino de Mallorca, y que tuvo una etapa de esplendor en el siglo XV gracias al comercio marítimo. Justo al lado, encontramos el Consolat de Mar, ahora sede del Govern de les Illes Balears. Se trata de un edificio que en su origen era la casa del Colegio de la Mercadería. Desde allí, nos vamos hasta la Plaza Drassana, una plaza edificada en 1844 sobre el solar de la antigua atarazana. En medio de ella, vemos una fuente con una escultura dedicada al navegante mallorquín del siglo XIV Jaume Ferrer. Estamos en el centro de lo que era el barrio marinero de Palma, donde en tiempos medievales teníamos las atarazanas, los almacenes de mercancías, las alhóndigas, las posadas…

 

Tomaremos la Calle de Sant Pere, que toma su nombre del oratorio del siglo XIV dedicado a este santo que es patrón de los pescadores, y que vivían en lo alto del barrio que se llama Puig de Sant Pere. Y es hacia allí, donde ahora nos dirigimos para ver el baluarte de Sant Pere, que en la actualidad alberga el edificio del Baluart, un museo de arte moderno y Contemporáneo de Palma, inaugurado en 2004. Desde el Baluarte podemos contemplar una preciosa panorámica de la bahía y en el lado de poniente ver el Castillo de Bellver y el puerto de Portopi, donde se localiza el antiguo puerto de Palma.

 

La última parada en esta visita por Palma de un día es en la iglesia de Santa Cruz, un templo gótico cuyo origen es del siglo XIII, y que fue una de las primeras cuatro parroquias de la ciudad.

Consideraciones para visitar Palma en un día:

En primer lugar decir que la ruta de visita propuesta a Palma es simplemente eso, una propuesta, nuestra propuesta. No sabemos si es la mejor o la más completa, pero si que os podemos decir que está hecha con todo nuestro cariño, para ayudar a aquellas personas que visitan Palma, ya sean turistas o residentes en la isla, a poder conocer mejor el rico patrimonio de la ciudad. Dicho esto, deciros, que desde nuestro punto de vista, Palma es una ciudad que necesita mínimo dos días para visitarla. Nos hemos dejado muchos sitios y lugares sin mencionar, y no os podéis hacer una idea de lo que nos ha costado resumir y preparar el articulo. Así que aquí van otras recomendaciones:

  • Recorrer el paseo marítimo desde la zona de la Catedral a Porto Pi
  • En los alrededores del centro, tenemos lugares como el Castillo de Bellver, el Castillo de San Carlos, el Pueblo Español, la Fundación Miro…
  • Visitar uno de los mercados de  Palma, ya sea el mercado del Olivar o el mercado de Santa Catalina
  • Disfrutar de la rica gastronomía de Palma, ya sea en uno de sus restaurantes, o haciendo algo tan simple cómo pararse en uno de sus tradicionales hornos para tomar una “panada”, un “cocarroi” o alguna de sus especialidades.
  • Ver Palma desde el mar, con el paseo en barca de una hora por el Puerto.

 

Esperamos os haya gustado este artículo, y os sirva para planificar vuestra visita a Palma en un día. Os ánimos a dejar vuestro comentario, sugerencias o preguntas. Disfrutad Palma!

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + seis =