Visita al Santuario de Lluc

Lluc es una de las zonas más visitadas de Mallorca tanto para residentes cómo para visitantes de distintos lugares del mundo. Situado en plena Sierra de Tramuntana y rodeado de algunas de las montañas más altas de Mallorca, ya era conocida en tiempos de los árabes con el nombre de Al-yibal, “la montaña”. Si bien el término Lluc proviene del latín “lucus”, que significa boque sagrado. Hoy os proponemos una visita al Santuario de Lluc, con diferentes sugerencias de sitios a visitar y rutas por sus alrededores.

lluc

Un paseo por el exterior del Santuario de Lluc

Empezamos nuestra visita delante de las Casas de Ca S’Amitger, que actualmente acogen el centro de información de la Sierra de Tramuntana. Las casas fueron construidas hace 400 años y restauradas en 1992. En su interior encontramos un centro de información con exposiciones y audiovisuales sobre la Sierra de Tramuntana. Cómo curiosidad, el nombre “amitger” se refería a la persona que establecía un acuerdo con el propietario de unas tierras, para explotarlas y compartir con el dueño los beneficios y gastos a partes iguales.

 

Justo enfrente, vemos una cruz de piedra, la Creu del Barracar, que se colocó aquí para indicar el camino viejo de Caimari a Lluc, uno de los tres que utilizaban los peregrinos para dirigirse al Santuario de Lluc. Seguimos andando, y llegamos propiamente a la entrada al Santuario, y nos dirigimos a la derecha, caminando por una arcada, conocida como “els Porxets”.

 

Els porxets fue construido en el siglo 16 para acoger a los peregrinos, que en aquella época habían aumentado considerablemente. Durante los años han sufrido diferentes reformas, y actualmente podemos ver dos pisos. En el piso superior eran habitaciones y en el piso inferior establos para los animales, si bien ahora ambos acogen habitaciones para peregrinos o visitantes que deseen alojarse en el Santuario.

 

En el centro del recinto, tenemos la plaza de los peregrinos, con numerosa vegetación y árboles, entre ellos tejos, que apenas quedan en la isla. También encontramos los bustos de tres conocidos literatos mallorquines: los poetas M. Costa i Llobera y Ll. Riber y el del gran apóstol de la lengua catalana, Antoni Maria Alcover. Al final de la plaza, encontramos un precioso abrevadero de 1589, que antiguamente servía para que los caballos bebieran. Desde esta fuente nos dirigimos hacia la izquierda, donde vemos una plaza presidida por un imponente almez, que se cree tiene más de 500 años. Cerca de él, vemos una escultura religiosa, que es la primera de las cinco que encontramos en la subida a la cima de los misterios. El diseño de estas esculturas y el diseño del camino contó con la colaboración del famoso arquitecto catalan Antoni Gaudi. Os recomendamos hacer este camino, que os descubrirá preciosas vistas del valle donde se sitúa el Santuario de Lluc. En el camino de subida, encontraréis el pequeño cementerio y los cinco monumentos de piedra con los tres alto relieves de bronce que representen los misterios del Rosario (¡Gozo, dolor y gloria, como la vida misma!). Son verdaderas obras de arte de los arquitectos Joan Rubió i Guillem Reynés y del escultor Josep Llimona, con la asesoría del afamado Antoni Gaudí.

Al llegar a la cumbre, podréis reposar en una pequeña explanada coronada con el signo de la cruz, desde donde contemplaréis la espléndida panorámica del valle de Lluc y del clot d’Aubarca, de los tejados del Santuario y de las montañas de la Sierra de Tramuntana.

El itinerario dura de 20 a 30 minutos, pero merece la pena. Seguramente os encontraréis a visitantes que hacen el camino con curiosidad y, con suerte, a alguien que sube orando.

 

basilica de monasterio de lluc

Visita al interior del Santuario de Lluc

Nada más entrar y pasar el portal mayor, en el lado derecho tenemos la oficina de acogida e información. De camino a la basílica, llegaremos a la plaza del obispo Campins, con su majestuosa estatua, que fue un gran protector del Santuario y quien llevo a Gaudí a trabajar a la catedral de Palma de Mallorca. Delante de la plaza, tenemos la iglesia iniciada en 1621, pero cuyo portal mayor es de 1920. La iglesia no tiene desperdicio, es preciosa, y le envuelve una atmosfera única. Por cierto, deciros que la decoración interior es barroca, y fue diseñada por Gaudí. Muchos dicen que su interior se parece a una “casa d´or”. Para nosotros,  no tiene desperdicio el altar y la cúpula.

 

No podemos dejar pasar la oportunidad de visitar la Virgen, nuestra moreneta, la Virgen de Mallorca. En su capilla podemos ver los escudos de los 53 municipios de Mallorca (si 53 municipios tenemos en Mallorca) como simbolismo de su veneración.

 

 

El museo de Lluc

El Museo de Lluc se halla situado al lado de una de las entradas laterales de la iglesia de Lluc ocupando 2 plantas.El museo está abierto cada día de 10:00 a 13:30 y de 14:30 a 17:00. El precio de la entrada al museo de Lluc es de 4€, pero es gratuito si has pagado para aparcar tu vehículo en el parking. Se necesitan unos 45 minutos para visitarlo.

 

El museo fue inaugurado en 1952 con una sección de Arqueología y diversas aportaciones de los devotos. Posteriormente, en 1971 Don Antoni Mulet i Gomila hace donación de sus colecciones de Ca’n Mulet de Gènova (Palma): indumentaria popular, cerámica, mobiliario tradicional, joyería y pintura… En 1984 se incorpora al Museo una importante muestra de pintura y escultura contemporáneas, que se amplia con las salas dedicadas al pintor Josep Coll Bardolet.

 

En 2004 se crea la sala Bujosa Rosselló, de artesanía textil mallorquina, con objetos y maquinaria de su empresa familiar. La visita al museo de Lluc nos llevara por 8 salas:

  • La primera sala está dedicada a la arqueología, con restos hallados en las cercanías de Lluc, concretamente en la Cometa des Morts. También podemos encontrar otros restos arqueológicos de distintas épocas, como platos romanos, piezas del talayotico, ánforas romanas de un pecio romano hundido cerca de Cabrera y mucho más.
  • Arqueología (sala 1), Tesoro (sala 2), Alcoba mallorquina (sala 3), Imaginería sacra (sala 4), Cerámica (sala 5), Josep Coll Bardolet (sala 6), Pinacoteca (sala 7) y Artesania textil (sala 8).

 

Els Blauets de Lluc

La escolania de canto de los blauets es una de las cosas que no puedes perderte en Lluc. Su nombre viene de la sotana de color azul que llevan durante las celebraciones. Actualmente son unos 40 niños y niñas que estudian en el Santuario y cada día cantan el Ave, a las 13:15.

Sus raíces se encuentran en el S. XIII, pero fue en el S. XVI cuando se organizaba una Escolanía de seis niños que tenía que cantar a la Virgen en nombre de Mallorca, como se hacía en Montserrat.Son famosas sus intervenciones especiales durante la Semana Santa o en las Maitines de Navidad, en las que un miembro de la Escolanía interpreta el famoso Cant de la Sibil·la, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y que profetiza el fin del mundo

En www.escolanialluc.es encontraréis una amplia información sobre los Blauets, su historia y estudios, sus conciertos y la discografía publicada, así como las condiciones para entrar a formar parte de la Escolanía.

 

Monasterio de Lluc: horarios de misas

Si se desea asistir a alguna de las misas que se celebran en el santuario, los horarios son los siguientes:

  • Días laborables: 12:30
  • Sábados y vigilias de festivos: 12:30 y 17
  • Domingos y días festivos: 11 y 13:20

 

santuario de lluc senderismo

Senderismo en Lluc: Cometa dels Morts y Es Camell

Se trata de una ruta muy fácil de unos 3,5km, que se puede hacer en apenas una hora. El camino está perfectamente indicado siguiendo los hitos de piedras y te recomendamos precaución al bajar por la cueva. Desde la tienda de souvenirs, nos dirigimos hacia el campo de fútbol, y después seguiremos por un sendero que va ascendiendo por un bosque de encinas. Veremos cómo la erosión provocada por el efecto de la lluvia sobre estas rocas calcáreas, ha ido esculpiendo un paisaje fascinante con diferentes formas de las rocas que nos rodean.

Un poco más adelante, fijaros en un letrero que dice “Es Camell” (el camello), y que nos lleva a ver una formación rocosa bastante singular, y que nos recuerda a un camello. A pocos metros, hay un mirador con excelentes vistas de las montañas que rodean el Santuario de Lluc.

Volvemos atrás, y seguimos el sendero. Seguramente nos llamará la atención ver algunos círculos con piedras, son “rotllos de sitja” utilizados antiguamente para aprovechar la madera de las encinas y obtener carbón. Más adelante, vemos una bifurcación del camino, cogemos el de la derecha. Así llegamos a una zona abierta, donde se encuentra la cueva. Para encontrarla, seguir los hitos de piedra, que se adentran en el bosque y nos llevan a su entrada.

 

La cueva de la Cometa dels Morts ya era conocida en el siglo 15, y fue excavada entre 1945-48. En su interior se encontraron restos de enterramientos de la edad del bronce y del hierro, que actualmente se encuentran en el museo del Santuario de Lluc.

 

 

jardin santuario de lluc

El jardín botánico del Santuario de Lluc

Para ir al jardín botánico de Lluc debemos situarnos en la plaza de los peregrinos, y dirigirnos hacia la tienda de souvernirs. A su lado hay un arco por el que cruzaremos, y 100 metros después a mano izquierda hay un puente que nos llevará a la entrada del Jardín botánico. El jardín botánico de Lluc no cuesta nada, y si se desea se puede dejar un donativo al final de la visita para ayudar a su conservación. Después de estar unos años cerrado, se ha reabierto recientemente, y es posible visitarlo cada día con horario de 10 a 13 y 15 a 18 horas.

 

Su origen se remonta a 1956 cuando este jardín no era más que un lugar de reposo y meditación para los religiosos del Santuario.  Poco a poco, especialmente a partir de los años 80, empezó a recibir más visitas pues en aquel entonces no había ningún jardín botánico en Mallorca, y este representaba una excelente oportunidad para estudiantes botánicos y turistas para conocer la flora autóctona de Mallorca. Este cambio propició que el jardín fuera remodelado y ampliado, entre 1993-2001 por parte del hermano Macia Ripoll ayudado de blauets y amigos, dando al jardín el aspecto actual.

 

El jardín muestra la flora (árboles, arbustos, plantas…) en un ambiente muy similar al natural con diferentes espacios, y con una presencia constante del agua que le da mayor variedad al paseo con puentes, fuentes y arroyos. Toda la ruta está bien señalizada, y en unos 30 minutos se puede visitar perfectamente. A través de la ruta, encontraremos diferentes zonas:

  • El Arboretum es una de las últimas zonas que se creó, donde descubrimos a árboles de bosques templados de distintos lugares del mundo, junto con plantas ornamentales típicas de los jardines mediterráneos.
  • Otro espacio es dedicado a las plantas autóctonas y endémicas, aquellas plantas que se encuentran únicamente en Mallorca.
  • Otro espacio se dedica a las hierbas medicinales y aromáticas.

 

Dormir en Lluc: hotel y acampada

El Santuario de Lluc no cuenta con un hotel sino con una hospedería que tiene 81 habitaciones (celdas) y 39 apartamentos con cocina. Todas ellas están perfectamente equipadas con televisión, baño y calefacción, con precios a partir de 30€ por persona. Las reservas deben hacerse directamente en su web. Otra opción es la zona de acampada de San Font Coberta, que está gestionada por el Ibanat, y cuenta con duchas de agua fría y servicios.

Sin duda dormir en el Santuario de Lluc es toda una experiencia, especialmente en los meses de otoño cuando hay un ambiente de total tranquilidad y serenidad. O incluso alojarse allí en un día de invierno con previsión de nieve.

santuario de lluc

10 cosas que hacer en el Santuario de Lluc

El Santuario de Lluc es uno de nuestros sitios favoritos en Mallorca, y los visitamos en algunas de las diferentes excursiones en Mallorca que organizamos con click-mallorca, y por ello hoy queremos compartir 10 cosas que hacer en Lluc para aprovechar al máximo la visita al centro espiritual de la isla. Aquí van nuestras 10 sugerencias si visitas el Santuario de Lluc:

  • Ver cantar a los blauets: la escolanía de canto de los blauets es una de las más antiguas de Europa, y cada día a las 13:15 canta el Ave Maria, un canto a la Virgen en nombre de Mallorca.
  • Visitar la Virgen de Lluc: la virgen de Lluc es la virgen de Mallorca, y es una cita obligada ir a verla, seas religioso o no. Un millón de peregrinos al año visitan este lugar, y ello dice mucho de la devoción que le tenemos.
  • Subir al monte de Rosario: desde la plaza del Lledoner empieza el camino al monte del Rosario, lugar donde la tradición dice que fue hallada la imagen de la Virgen. Un precioso paseo con unas maravillosas vistas.
  • El museo de Lluc: inaugurado en 1952 este museo reúne piezas de arqueología, cerámica, pintura, belenes mallorquines y muchas curiosidades más que hacen de su visita, una actividad imprescindible.
  • El jardín botánico: creado en 1956 como un jardín privado para la comunidad religiosa, fue ampliado posteriormente para las visitas del público en general, y muestra unas 200 variedades de plantas típicas de Mallorca.
  • Els porxets: un lugar con una atmosfera mágica, que originalmente estaba destinado a acoger a los peregrinos que subían al Santuario de Lluc a caballo, y que ahora ha sido rehabilitado, y convertido en celdas familiares.
  • Café y tarta casera: No puedes dejar pasar la oportunidad de tomar un café con leche o un chocolate calentito acompañado de las deliciosas tartas caseras que Catalina hace en su bar situado al lado de la plaza de los peregrinos.
  • Sala interactiva: la nueva sala situada a la entrada del recinto del Santuario tiene una gran mesa interactiva en la que puedes conocer mejor los diferentes sitios a visitar en Lluc de una forma amena y divertida.
  • El Camell: nos encanta este pequeño paseo que nos lleva desde el campo de fútbol hasta la formación rocosa conocida como el camello o dromedario. Un paseo sencillo, bien indicado y muy ameno que nos permite ver las caprichosas formas que la roca calcárea ha creado en Lluc.
  • Alojarse en Lluc: quizás esta sea una de las mejores maneras para descubrir ese encanto especial que tiene este sitio. Alojarse en la hospedería de Lluc nos permite dar un paseo por la tarde noche cuando apenas hay nadie, respirar ese ambiente mágico del valle y disfrutar de una experiencia única.

 

Estas son las sugerencias que tenemos para todos vosotros si vais a visitar el Santuario de Lluc. Estamos seguros de que no son las únicas, y por ello os animamos a compartir las vuestras en la sección de comentarios.

 

Más cosas que hacer en Mallorca

Si estás buscando más actividades y cosas que hacer en Mallorca,haz click en la imagen para encontrar numerosas opciones:

click mallorca

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 3 =

 ¡No dejes escapar este regalo! Suscríbete a la newsletter y obtén un 5% de descuento en tu próxima reserva.