Sabias que? Un proyecto de funicular en Mallorca

Hoy en nuestra sección “sabías que?” nos vamos hasta el año 1928, y compartimos con vosotros una de las curiosidades que más llama la atención a los clientes que hacen con nosotros la excursión a Soller y la Calobra. Se trata del antiguo proyecto de construir un funicular hasta el Puig Mayor.

A continuación os explicamos unos cuantos detalles de tan ambicioso proyecto, del que apenas muchos mallorquines conocen su historia.

 

Antecedentes del funicular del Puig Mayor en Mallorca

Hablar del proyecto del funicular al Puig Mayor es hablar de la carretera a la Calobra, y del ingeniero que la llevo a cabo: Antonio Parietti y Coll, quien fue un visionario de su época, construyendo carreteras como la de Formentor o la de la Calobra, y que tuvo una gran visión turística de lo que iba a ser la isla en el futuro.

Fue en 1925 cuando empezaron las obras de la carretera que llevaría al Puig Mayor, y que posteriormente en 1928, le llevarían a concebir la idea de construir un funicular que iría desde la zona cercana al Coll de Cals Reís hasta la cima de la montaña más alta de Mallorca.

 

La historia del funicular del Puig Mayor en Mallorca

Fue en 1934 cuando Parietti presento su proyecto, la construcción de un funicular que en unos doce minutos iría desde la plataforma en el Coll de Cals Reís hasta la cima del puig Mayor transportando unas 25 personas por viaje, cubriendo una distancia de dos kilómetros y salvando un desnivel de 715 metros.

antonio_parietti_i_coill

El coste de la obra era de dos millones de pesetas, y según sus cálculos, en un año y con 12000 visitas se cubriría la inversión. Pero además, tenía previsto construir un rstaurante, un hotel, un observatorio astronómico, un aerógrafo e instalaciones para deportes de nieve.

Las obras empezaron en 1936 con la construcción de la plataforma en la estación inferior, pero apenas un mes después se paralizaron debido al incio de la guerra civil.

En 1939, se intentó reanudar el proyecto, con la empresa alemana Bleichord-Zueg, que en aquellos tiempos disponía de la tecnología y conocimientos para llevar a cabo tan difícil proyecto, pero la II Guerra Mundial volvió a suspenderlo.

El ingeniero siguió insistiendo, pues deseaba convertir en accesible aquel punto virgen, y logró transformar la concesión del funicular a una carretera de peaje hasta el Puig Major. De nuevo el ejército –esta vez un tratado entre España y Estados Unidos en 1953– paralizaba sus obras. Su proyecto, eso sí, fue adquirido por el Estado Mayor para construir la actual carretera que lleva a las instalaciones militares.

 

Que queda del funicular del puig mayor en Mallorca

Lo único que queda de tan ambicioso proyecto es este muro de piedra que veis en la foto, el cual para muchos es simplemente un muro de piedra, pero que como habéis leído, tiene mucha historia, la historia de un gran proyecto y de un gran hombre. Y cuando lo explicamos en el autocar, es uno de esos detalles que nos gusta contar, porque pocos lo conocen (incluso mallorquines), y el cliente lo agradece!

pared_funicular

 

Links de interés:

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × uno =

 ¡No dejes escapar este regalo! Suscríbete a la newsletter y obtén un 5% de descuento en tu próxima reserva.