Las casas del Cosconar en Mallorca

Os hemos dicho que nos encanta en nuestras excursiones contar y enseñar sitios curiosos a nuestros clientes? Así nació la sección “sabías que?” En la excursión a Soller y La Calobra es en la que tenemos más curiosidades a contar, como las casas que os queremos enseñar hoy: las casas del Cosconar en Mallorca.

Casas del Cosconar en Lluc

as casas del Cosconar están situadas en la zona de Lluc, y desde el mirador del Entreforc las podemos ver junto al cuartel de los carabineros del que ya hablamos hace tiempo. No son fáciles de ver desde este mirador, especialmente si el día esta nublado.

Las casas del Cosconar están ya documentadas en el libro del Repartiment en 1232 en el cual se estipulaba como se repartieron las tierras conquistadas por Jaime I en 1229 después de la conquista de Mallorca a los árabes del reino musulmán de Madina Mayurka. Entonces se llamaba Caxconar. La posesión fue a parar a manos de l rey que los cedió al infante Pere de Portugal, el cual lo repartió entre los caballeros de su ejercito.

Excursión a pie al puig Roig en mallorca

 

Las casas del Cosconar son un perfecto ejemplo de como se puede aprovechar el terreno para construir unas casas sencillas, y que son un ejemplo de ingenio, y muestran perfectamente la arquitectura popular mallorquina. A veces tenemos clientes que nos dicen que son como algunas casas en Andalucia, o como casas de “trogloditas”.

Aquí os enseñamos una foto de las casas donde se ve perfectamente la fachada, la parte de la montaña donde se construyo y las diferentes estancias. Si os interesa visitar esta casa, os recomendamos hacer la excursión a pie alrededor del Puig Roig.

Excursión a pie al puig Roig en mallorca

 

Esperamos que os hayamos sorprendido con esta casa, y ahora ya conocéis otro sitio de Mallorca. Si os interesa conocer más sitios curiosos de Mallorca, en click-mallorca podéis encontrar muchas actividades por la isla.

 

Otros sitios curiosos o de interés cerca:

MIRADOR DE S’ENTREFORC

Mirador en el que podemos observar una impresionante vista. Allí confluyen 2 torrentes formando el torrente de pareis:

  • El de Lluc, que desagua su caudal ante nosotros, y que empieza en el coll de la batalla.
  • El de Gorg Blau, cerrado por un embalse que provee de agua a la capital.

Lo curioso de este torrente es que no tiene la típica forma de V de los valles erosionados por el agua. Aquí, el cauce del torrente debió aparecer súbitamente, agrietándose la roca por efecto de una tremenda presión telúrica, originando una garganta de 300-400 metros de profundidad, y de 30 metros de anchura media, aunque al penetrar sierra adentro los bordes lleguen a unirse en lo alto, mientras que pueden tocarse las paredes extendiendo los brazos.

 

CUARTEL DE LOS CARABINEROS

Al otro lado del valle se ve un enorme edificio. No es ningún hotel. Es un antiguo cuartel de carabineros, construido a mediados del siglo 19 y abandonado a principios de 1930. Resulta que en esta extensa y accidentada costa, los contrabandistas podían desembarcar su mercancía con gran facilidad, y esconderla en los millares de cuevas, grietas y hendiduras del terreno, así que alguien tuvo la idea de situar un destacamento de carabineros en plena zona de contrabando.

Al lado del cuartel tenían su propio huerto para su autoconsumo, y en las inmediaciones había diferentes fuentes. También cerca de allí está situado la torre de Lluc. Durante la guerra civil sirvió para defender la costa de Mallorca de una posible invasión del enemigo. Cuando en 1940, el cuerpo de carabineros fue disuelto en todo el estado español, el cuartel quedo completamente abandonado.

 

PUIG ROIG

Puig de 1008 metros, su nombre proviene del color rojizo de sus paredes. Hay un hermoso camino que rodea este puig, pero sólo puede realizarse en domingo.

 

 

 

Ø  COVA DES SOLDAT PELUT

En un acantilado del torrente puede verse una enorme cueva, llamada “des soldat  pelut” /del soldado melenudo). En una época indeterminada, pero que probablemente sería el siglo 17, cuando España exigía continuas levas de soldados para sus guerras, las patrullas de reclutas usaban procedimientos bárbaros para engrosar en sus filas a “voluntarios”: a punta de mosquete se llevaban solteros y casados; adolescentes y ancianos, encadenándoles para evitar que se enfriará su “ardor patriótico” por el camino.

 

Algún recluta lograría escapar, y se refugió en aquellos desolados parajes, alimentándose de frutos y tallos de palmitos, palomas salvajes,…

Al cabo de algunos años, unos pastores (o contrabandistas) se toparon con un extraño ser de larguísima barba y cabellera. Tomándole por un demonio (cosa muy lógica en aquellos parajes) se pusieron a implorar a gritos la ayuda divina. Entonces el soldado empezó a recitar el credo para demostrarles que no era un demonio. Todo aclarado, le acompañaron a la civilización, de la que saco sus buenos dineros exhibiéndose en ferias y mercados asustando a los niños que no querían terminarse la papilla

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × tres =

 ¡No dejes escapar este regalo! Suscríbete a la newsletter y obtén un 5% de descuento en tu próxima reserva.